El Exorcista y El Resplandor fueron elegidas las mejores películas de terror


Las películas El Exorcista (1973) y El Resplandor (1980) fueron votadas como los dos mejores filmes de horror de la historia, según un sondeo publicado en Gran Bretaña en coincidencia con las festividades de Halloween.

De acuerdo a la encuesta, por la cual se entrevistaron a unos 5.000 británicos, la actuación de Linda Blair como la poseída Regan fue la mejor escena de terror, superando a Jack Nicholson y su papel como el maniático escritor Jack Torrance en el clásico de Stanley Kubrick.

El Resplandor también fue votada por incluir el sitio más terrorífico de una película de horror, el Hotel Overlook.

En tanto, la escena en que un monstruo extraterrestre sale del estómago de un explorador espacial en la película de ciencia ficción Alien (1979) fue votada como la más aterradora de toda la historia.

En la categoría a la composición musical más terrorífica de un filme ganó la creada por Janet Leigh para la película Psicosis (1960) de Alfred Hitchcock, que se escucha en la famosa escena de la lucha.

Fliss White, portavoz del grupo Lovefilm que organizó la encuesta, declaró: "Está claro que los clásicos siguen siendo los mejores a la hora de las votaciones".

Star Wars en 3D!!!!


Los leales fan de una de las sagas más exitosas del cine deben estar de fiesta, luego que Lucas Film confirmara que Star Wars finalmente sería convertida al formato 3D.


En concreto serán convertidas las seis películas de la saga, para lo cual se nombró a John Knoll, supervisor de efectos visuales de Industrial Light Magic (ILM), como responsable del proyecto.


La idea de la compañía es que el proceso de conversión asegure un resultado de tal calidad, que sea igual a como si todas las películas hubiesen sido filmadas originalmente en 3D (la idea es no repetir los mismos errores cometidos con los actuales procesos de conversión).


De esta manera se espera que la primera película que sea reestrenada en 3D sea el Episodio 1: La Amenaza Fantasma, lo que debería ocurrir en el año 2012 (posteriormente se irán reestrenando el resto de las películas).


En el caso de las películas que forman parte de la trilogía original (episodio IV, V y VI), se utilizarán las versiones especiales remasterizadas para la reconversión 3D. Estas mismas versiones serán utilizadas para el estreno de la saga completa en formato Blu-ray (otoño de 2011), como una forma de celebrar el trigésimo quinto aniversario del Episodio IV: Una nueva esperanza.

James Cameron planea convertir "Avatar" en una trilogía



Al director y guionista James Cameron le gustaría hacer otras dos versiones de su taquillero film "Avatar", del que en los próximos días estrenará una edición especial que incluye ocho minutos de escenas inéditas.

"Me gustaría dirigir dos 'Avatar' suplementarias", explica Cameron en una entrevista que hoy publica el diario "Le Figaro".

El realizador desvela que "Avatar: Special Edition" mostrará escenas nunca vistas antes e incluirá nuevas criaturas y episodios de acción.

Cameron confiesa que ya ha tomado notas y ha hecho los croquis para las dos siguientes partes de "Avatar", aunque en estos momentos su prioridad es terminar la redacción de la novela de la película, que saldrá a la luz entre finales de este año y principios de 2011.

"No quiero que nadie invente cualquier cosa" y firme una novela "cargada de errores,” afirma en alusión a la versión escrita de "Avatar", la película más taquillera de la historia con 2.700 millones de dólares (2.125 millones de euros) de recaudación.

Asimismo, el director estadounidense indica que ha destinado "una gran parte del año" a efectuar la conversión en 3D de la película "Titanic", un trabajo muy costoso "que ha exigido mucho tiempo".

Respecto a sus proyectos de futuro, dice que no le atrae especialmente llevar a "Tintin" al 3D, proyecto en el que trabajan actualmente Steven Spielberg y Peter Jackson.

A él le gustan más otros héroes con los que ha crecido, como Spiderman, Hulk, X-Men o Marvel.

Ingleses eligen las 25 películas mas perturbadoras


El sitio ingles Total Films hizo una encuesta para elegir las 25 peliculas mas perturbadorras del cine, siendo la numero uno El Exorcista.


Muchas de ellas han tenido dificultades para poder llegar a la pantalla, pero finalmente han enseñado que la censura siempre es algo que se puede eludir, por muchas barreras y prohibiciones que se les impongan.


La recopilación incluye cintas de diversos rincones del mundo, como la británica “Threads” (1984) de Mick Jackson, sobre un supuesto ataque nuclear en Londres que causa duros estragos. En tercer lugar aparece la japonesa “Audition”, de Takashi Miike, uno de los directores más provocativos de ese país (de hecho, aparece con dos películas en el “top ten”); y un peldaño más atrás “David Lynch” con su primer largometraje, “Eraserhead”, tambien se anota con Blue Velvet.


La película más nueva incluida en el listado es “The Human Centipede”, del holandés Tom Six, que pese a ser estrenada este año ya ocupa el lugar 18°. La más antigua es “La naranja mecánica”, la ultraviolenta película de Stanley Kubrick que fue por años censurada en varios países del mundo.


Aqui va el listado:

1. “El exorcista” (“The Exorcist”, 1973), de William Friedkin
2. “Threads” (“Threads”, 1984), de Mick Jackson
3. “Audition” (“Ôdishon”, 1999), de Takashi Miike
4. “Eraserhead” (1977), de David Lynch
5. “Tras el cristal” (1987), de Agustí Villaronga
6. “Holocausto caníbal” (“Cannibal Holocaust”, 1980), de Ruggiero Deodato
7. “Saló, o los 120 días de Sodoma” (“Salò o le 120 giornate di Sodoma”, 1975), de Pier Paolo Pasolini
8. “Visitor Q” (“Bizita Q”, 2001), de Takashi Miike
9. “Funny Games” (“Funny Games”, 1997), de Michael Haneke
10. “Felicidad” (“Happiness”, 1998), de Todd Solondz
11. “I Spit On Your Grave” (1978), de Meir Zarchi
12. “Men Behind The Sun” (“Hei tai yang 731″, 1988), de Tun Fei Mou
13. “Nekromantik” (1987), de Jörg Buttgereit
14. “Irréversible” (2002), de Gaspar Noé
15. “La última casa a la izquierda” (“The Last House On The Left”, 1972), de Wes Craven
16. “Flowers Of Flesh And Blood” (“Ginî piggu 2: Chiniku no hana”, 1985), de Hideshi Hino
17. “La naranja mecánica” (“A Clockwork Orange”, 1971), de Stanley Kubrick
18. “The Human Centipede” (2010), de Tom Six
19. “Aftermath” (1994), de Nacho Cerdà
20. “Begotten” (1991), de E. Elias Merhige
21. “Sucedió cerca de su casa” (“C’est arrivé près de chez vous”, 1992), de Rémy Belvaux y André Bonzel
22. “Martyrs” (2008), de Pascal Laugier
23. “Escalofríos” (“Shivers”, 1975), de David Cronenberg
24. “Terciopelo azul” (“Blue Velvet”, 1986), de David Lynch
25. “Anticristo” (“Antichrist”, 2009), de Lars von Trier

A perturbarse cabros!!!

David Lynch Simplemente...


No me interesa en lo absoluto hacer una biografía, para eso esta la Wikipedia o un montón de otras webs, tampoco quiero hacer una critica de sus películas, termino mañana de hacerla y mi opinión podría ser tan subjetiva como las millones de paginas webs que lo hacen, simplemente quiero escribir de este gallo y listo.


El tipo es seco, sabe lo que hace, sabe como dejarte colgado y, aunque no entiendas ni pito lo que ves, te obliga a mirarla y a tratar de entender algo, todos sus filmes te hacen lo mismo.


David Lynch es admirador acerrimo de Kubrick, onda de Fan Club y todo eso, además, le gusta el Dadaísmo, lo que ha resultado en una mezcla rica y fascinante, a mi parecer, donde mas se nota, es en Lost Highway, hice una pequeña encuesta entre mis conocidos que la han visto, incluyendo el loco de la polera de Vegeta en el video club, y todos tienen un final distinto, salvo mi señora y yo que coincidimos en un tipo de final, medianamente parecido al del otro loco que atiende el video club, que es igual a Shaggy pero negro.


Es así de brutal, las mejores películas de Lynch no son las que se entienden a la primera, sino las que te dan para comentar.


Igual el hombre tiene películas en lenguaje de humano, como El Hombre Elefante, la cual es bellisima, es una clara canción de gesta en contra de la discriminación, ahí te das cuenta que detrás de cada cara hay una persona con millones de ingredientes que lo hacen especial, o Blue Velvet, película intensa, poderosa, con linda fotografía y una trama sugerente.


También se pego sus porrazos, como todos, andaba alcanzado de platas y acepto dirigir Dune que Jodorowsky dejo tirada y Dino de Laurentiis lo embarco y al final salio tan re mala la pelicula que ni el nombre de el sale, pero ahora igual es de culto, un condoro notable.


El tipo es como todo buen director, obsesivo, detallista, pero con algo que lo destaca... hace lo que quiere, esta en aquel lugar donde filma lo que le venga en gana y si nos gusta bien, sino filo, es así, ya llego a ese lugar, como Kubrick, ya les da lo mismo, lograron su independencia. Hoy muchos directores hacen buen cine comercial, porque les meten el guión la mayoría de las veces y el hambre y las ex señoras los obligan a mamarse algún mamarracho filmico de esos que dan plata, pero no te marcan, yo nunca pude ver cien de la misma forma que lo hacia antes después de Eraserhead, es cambio de concepto filmico, va mas allá de la trama, esto ya es arte.


En las oficinas siempre hay cuadros, anonimos o con su pequeña firma abajo, son solo cuadros normales, pero en los museos y en la historia están los rupturistas, como Dali, Picasso, Matta o Van Gogh, el cine es un arte, y los directores tiene dos opciones, o seguir siendo directores o convertirse en artistas, como paso con Buñuel, Antonioni, el incombustible Kubrick y David Lynch, es eso, es dejar de mirar el cine como una mera entretención, es un arte entretenido y que entretiene, ver a Lynch es como jugar un juego ingenio, te desafía el neuronaje, te obliga a hacerlo, sino, no te sirve.


Eso quería escribir de Lynch, así lo veo yo, así lo entiendo y así creo que es. Solo basta con echar un ojo, como todo arte, su obra es subjetiva, si el mundo es capaz de entender eso, la obra de Lynch sera aun mas apreciada.

The Forever War de Ridley Scott ya tiene guionista


Aunque en carpeta Ridley Scott tiene una larga lista de proyectos en desarrollo, qué a estas alturas uno tiene claro que no le alcanzará lo que le resta de vida para concretar cada uno de ellos, entre los más interesantes está la adaptación de la novela The Forever War (La Guerra Interminable) de Joe Haldeman. Del proyecto no se sabía nada desde que fue anunciado durante el año 2008, pero este era uno de los tantos que situaba al director de regreso a la ciencia ficción. Basta recordar que el director también había agendado una adaptación de la novela Brave New World, proyecto eclipsado por la precuela de Alien fijada en Fox.

Pero aunque la película de los alienígenas con sangre de ácido no da mayores señales, ahora existen novedades con la adaptación de la guerra interminable.


En /Film recuperan que David Webb Peoples se encargará del guión de The Forever War, situación que alegrará a más de alguna toda vez que el escritor previamente trabajó con Ridley Scott en Blade Runner. Además cabe mencionar que Webb Peoples también fue el responsable del guión de Unforgiven y 12 Monos. A grandes rasgos La Guerra Interminable aborda un conflicto intergaláctico entre la Tierra y una raza desconocida. Debido a las particularidades relativas del viaje en el espacio, el soldado protagonista envejece algunos meses mientras en el planeta pasan centurias y a su regreso se encuentra con un planeta totalmente distinto.

Encuentran pelicula olvidada de Chaplin


La película olvidada que hizo en Hollywood el cómico inglés Charlie Chaplin ha sido descubierta en una feria de antigüedades. Se trata de una comedia titulada A Thief Catcher (Atrapador de ladrones), rodada en 1914. La cinta llevaba tantos años perdida que se había olvidado que en ella actuaba el gran Charlot, y no aparece siquiera en su filmografía.

La cinta de diez minutos de duración, dirigida por Mack Sennett, fue descubierta por un historiador del cine estadounidense que compró una lata de películas antiguas con la marca de Keystone en una feria de antigüedades de Michigan, Estados Unidos.

El historiador, llamado Paul Gierucki, creyó en un principio que se trataba de una película más de la serie de los Keystone Cops y pasaron varios meses antes de que se le ocurriera mirarla. Cuando por fin lo hizo, su sorpresa fue mayúscula: entre unos matorrales vio cómo salía una figura vestida con un uniforme de la policía y armado con una porra, que resultó ser nada menos que Charlie Chaplin.

El cómico británico, que aparece ya con su bigote y su forma de andar característica, tiene un papel muy pequeño en el filme. Se cree es la segunda o tercera que hizo para Keystone.

En su autobiografía, el gran cómico británico escribe que, además de protagonizar algunas comedias de Keystone, hizo papeles de policía en otros filmes mudos de esa productora, pero sin dar los títulos.

Dracula (1931)

En estos tiempos de resurrección vampírica dare mi mirada atrás en busca de vampiros mejores que nos alegren nuestra sesión de cine diaria, no como esos vampirillosmedios fifi de Crepusculo y todo eso. Si ‘Nosferatu’ era una adaptación no oficial de la novela de Bram Stoker sobre el vampiro más famoso de todos los tiempos, hoy toca el turno a la primera adaptación legal de dicha obra. Aunque esto no es del todo exacto, pues la película adapta el material de la obra de teatro de Hamilton Deane y John L. Balderston que sí se basa en la obra original de Stoker, que años más tarde también sería utilizada para la versión de John Badham.

La idea inicial era reunir al equipo Tod Browning/Lon Chaney para realizar un ciclo de películas de terror en la Universal. Ambos ya habían mantenido una estrecha colaboración en la época del cine mudo con cintas del calibre de ‘El trío fantástico’ (‘The Unholy Three’, 1925), ‘Garras humanas’ (‘The Unknown’, 1927) o ‘Los pantanos de Zanzibar’ (‘West of Zanzibar, 1928). Con la revolución que supuso el cine sonoro, Browning y Chaney quisieron repetir la operación adaptando los mitos de terror más conocidos de la Literatura, pero la repentina muerte de Chaney en 1930 lo impidió. Bela Lugosi, que había interpretado al personaje en la obra teatral, salió enormemente beneficiado con un personaje que ya no le abandonaría jamás.

La historia de ‘Dracula’ nos transporta a los Cárpatos, en los que el castillo del conde Dracula se alza tenebroso sobre los temerosos habitantes que no osan acercarse. Hasta allí acude un hombre, de nombre Renfield —un cambio sustancial e inteligente con respecto a la obra, en la que es Jonathan Harker quien visita a Dracula en sus dominios— para venderle una mansión en Londres. Este tramo que dura aproximadamente unos quince minutos poseen una atmósfera irreal en la que se pone de manifiesto las enormes cualidades de Browning para los ambientes fantasmagóricos en los que realidad y ficción se dan la mano. El film goza de esta inquietante y enrarecida atmósfera en todo su prólogo y clímax final, siendo el resto quizá lo más encorsetado visualmente que ha filmado Browning.

Al film se le puede reprochar su fidelidad a la obra teatral desde un punto de vista fílmico, pues Browning queda demasiado supeditado a esa fidelidad, y hay algún momento —la conversación entre Van Helsing y Dracula donde el primero le hace mirar un espejo al segundo— en el que parece que la película es teatro filmado. Afortunadamente, Browning logra sortear los límites creados por dicha influencia gracias a la labor de su operador de cámara, Karl Freund, director de fotografía importantísimo en el cine mudo —con títulos como ‘El último’ (‘Der Letzte Mann’, F.W. Muranu, 1924), ‘Variete’ (E.A. Dupont, 1925) o ‘Metrópolis’ (Fritz Lang, 1927)— y que también sería conocido como realizador, siendo el firmante de dos joyas del cine de terror: ‘la momia’ (‘The Mummy’, 1932) y ‘Las manos de Orlac’ (‘Mad Love’, 1935).

Freund logra elegantes movimientos de cámara jugueteando todo el rato con lo que dicen los personajes y ofreciéndonos muchos pequeños acontecimientos fuera de campo. Las salidas del ataúd de Dracula son realizadas así, primero un enfoque de la caja donde se despierta el conde, barrido de la cámara que vuelve al mismo punto donde ya vemos a Dracula de pie. Esta sencilla operación logra efectos impresionantes, como si Dracula apareciera de la nada. Llama la atención el virtuosismo de Freund en secuencias como en la que se nos mete en el manicomio en que Reinfield —loco y desquiciado desde que es un acólito de Dracula, se alimenta de insectos obsesionado por el poder de la sangre— está ingresado. Una puesta en escena que combina lo gótico con elementos del expresionismo alemán y que logra sobreponerse al tono teatral del relato.

Bela Lugosi

Todo lo que de inmortal tiene una película como ‘Dracula’ se debe en buena parte a la inolvidable interpretación de Bela Lugosi, que se hizo con el papel después de barajar los nombres de John Wray, Paul Muni o Conrad Veidt. El actor, natural de Transilvania, ya había protagonizado la versión teatral en Broadway por lo que ya estaba familiarizado con el personaje. La composición de Lugosi es totalmente opuesta, en cuanto a aspecto físico se refiere, a lo realizado por Max Schreck en la película de Murnau. Si en aquella el Rey de los vampiros era literalmente un ser monstruoso, en el film de Browning resulta ser un hombre apuesto, refinado y culto, pero no por ello menos temible; a penetrante mirada del actor basta para inferir temor.

Aunque parezca mentira Bela Lugosi sólo interpretaría una vez más a Dracula; sería en la comedia ‘Bud Abbott Lou Costello Meet Frankenstein’ (Charles Barton, 1945), aunque papeles similares hizo en ‘La marca del vampiro’ (‘Mark of Vampire’, Tod Browning, 1935) o ‘The Return of the Vampire’ (Lew Landers, 1944). El actor ha pasado a la historia sólo por haber dado vida al más famoso vampiro que ha parido la imaginación, pero sería muy injusto no acordarse de sus contribuciones al género de terror en películas alejadas de la creación de Stoker. Films como ‘La legión de los hombres sin alma’ (‘White Zombie’, Victor Halperin, 1932), ‘Satanás’ (‘The Black Cat’, Edgar G. Ulmer, 1934) o ‘El cuervo’ (‘The Raven’, Lew Landers, 1935) colocan a Lugosi en la cima de un género que también le vio entrar en una decepcionante etapa de decadencia en la que dio su últimos coletazos de la mano de Ed Wood.

En ‘Dracula’ también brilla con la misma intensidad que Lugosi el actor Dwight Frye, que da vida a Reinfield. Un personaje que pasa de ser la persona más tranquila del mundo a convertirse en un loco desquiciado de nerviosa risa que transmite una gran inquietud cuando sale en escena. Edward Van Sloan, en su primera incursión en el sonoro, da vida a un hermético Van Helsing menos protagonista que en otras versiones posteriores, y Helen Chandler da vida a la guapa Mina con la que Dracula se obsesiona.

Hipnótica y fascinante, ‘Dracula’ no ha perdido ni un ápice casi 80 años después de su realización, permaneciendo como una de las cumbres del fantástico y una obra maestra más en la filmografía de Browning, uno de esos grandes olvidados.

La muerte de Pasolini es recuperada por novela gráfica


El dibujante italiano Gianluca Maconi recrea en su nueva novela gráfica, El caso Pasolini, el último día de la vida del reconocido cineasta y escritor Pier Paolo Pasolini y su sórdida muerte, cuyos hechos siguen sin esclarecerse treinta y cinco años después.


"Pasolini fascinó quizás por su anticonformismo, quizás por su condición de persona que no encajaba en ninguna definición, en ningún cliché. Él no negociaba sus ideas pero, al mismo tiempo, estaba lleno de matices", explica Maconi en una entrevista con agencias.

El día de su muerte, Pasolini concedió una entrevista al periodista Furio Colombo, salió a cenar con un amigo y dio una vuelta en coche en busca de uno de sus adorados "chicos de la calle".

El elegido fue Giuseppe Pelosi, un joven de diecisiete años, que acabaría siendo condenado por el asesinato del poeta italiano, aunque algunas voces, como la de la periodista Oriana Fallaci, mantuvieron que la muerte había sido planeada y perpetrada por más personas.

El propio Furio Colombo es autor del prólogo de El caso Pasolini, que concluye con un análisis del asesinato elaborado por el director de cine italiano Francesco Barilli.

Con unas ilustraciones de estilo "grotesco", que limitan entre "el dibujo realista y el humorístico", rico en detalles y gráfico, Maconi expone los hechos, mezclando la realidad con una visión metafórica que convierte a Pasolini en un Maharajá de la India.

"Quería reproducir el heroísmo y la estupidez de su muerte, así como la casualidad que está detrás. Es heroico, porque se sacrifica por una causa menos importante que él; y estúpido, porque olvida sus responsabilidades hacia los demás", aclara el autor.

Las viñetas, que siguen el estilo cinematográfico, se convierten en todo un "guiño" al cine del director italiano, especialmente en su página de apertura, "explícitamente inspirada" en los títulos de crédito de las películas de Pasolini.

"Me hubiera gustado haber tenido un poco más de tiempo para definir mejor a ciertos personajes, y si miro ahora algunos recursos que usé en el cómic me avergüenzo un poco, pero encuentro que todo es muy funcional y llega al lector", señala.

Una de las principales motivaciones de Maconi al enfrentarse a esta "historia negra" era que Pasolini, considerado todavía hoy un "maldito" en Italia, algo que "ni el tiempo ni el hecho de vivir en una sociedad más abierta han cambiado", no caiga en el olvido.

El cuerpo del novelista y cineasta, golpeado y atropellado, fue encontrado sin vida en Ostia (en las afueras de Roma) la mañana del 2 de noviembre de 1975. En su última entrevista Pasolini había escogido como titular la frase: "Estamos todos en peligro".

"El hecho de que no haya sobre él un juicio abierto quiere decir que todavía no se ha tomado conciencia de lo que representó", explica Maconi.

A pesar de no decantarse por ninguna teoría acerca de la muerte del poeta, ya que, dice, "no estaba allí cuando ocurrió", y porque su novela gráfica "es más una crónica que una novela en sí, donde podría escoger un final", el ilustrador considera "decepcionante" la velocidad con la que se archivó el caso.

"Me espanta especialmente la facilidad con la que este crimen se ha convertido en una crítica social estéril sobre una persona que podría habernos dado mucho más", afirma.

Marcado durante su vida por la homosexualidad y el día de su muerte por la "sordidez" del escenario, para Maconi el gran problema es que "la imagen de aquella noche" se ha convertido para muchos en la "definición" de Pasolini.

"Yo creo que él vivía poéticamente el amor por los chicos de la calle. Él vivía poéticamente todo con todas sus consecuencias, y no creo que nadie tenga derecho a juzgarlo", concluye.

Me gusta la Ciencia Ficcion y que!!!



Anoche, mientras veíamos TV con mi esposa, le mencione que había conseguido la serie Cosmos del Dr. Sagan, le contaba como yo la veía, creo que en Canal 13 cuando era pequeña, y yo, en mis infantiles neuronas, almacenaba aquella enorme cantidad de datos muy buenos que este caballero entregaba, sin contar que la música era embriagadora y te abría el neuronaje para que captaras hasta lo mas mínimo de todo, ese efecto de los sintetizadores de Vangelis y Jarre hacían maravillas en tu mente y, en mi caso, me hizo enamorarme del cosmos.


Ella, mientras yo le trataba de dar datos para ver si en algún momento de su vida había visto la serie (yo estaba re feliz), ella me dijo que era un loco de la ciencia ficción y ahí me reconocí como tal...


Es verdad, desde que vi la serie, jamás pude ver el cine con los mismos ojos, la terminación de los efectos especiales, los créditos, el soundtrack, todo.


Trate de negar mi amor por la ciencia ficción con películas comerciales, épicas, bizarras, hasta crípticas, pero no... Me gusta la ciencia ficción y que...


Por algo la primera película que vi de Kubrick fue 2001, no la Naranja Mecánica, por algo me gusta Star Wars mas allá de lo normal (cochino dinero, nunca me pude comprar la figurita de Darth Vader), ahí esta mi fascinación con Apollo 13 o con Solaris, o volverme mono de contento con Dune y con Tron y tantas otras de la misma categoría.


Si, lo reconozco, me gusta la Ciencia Ficción, al igual que el cine surrealista y el cine B, nada más.

Me sinceré conmigo mismo, ahora puedo mirar de nuevo la pantalla, por fin me asumí.

Accion!!!!


Si, lo hice...

Hace tiempo que me venia picando el bichito de hacer un blog de cine, algunos articulos de este topico ya tire en mi "blog oficial", que es una suerte de ensalada de temas que si bien, me aumenta las visitas por miles, a veces no me deja satisfecho. Creanme que esa melcocha de temas que aparentan no tener un patron alguno, si lo tienen, la no estructura, tambien puede crear limites, la no poder especializar, solo toco temas llamativos y no muy largos, para que la generacion multitarea no se me aburra y me deje sin sus minutos de poder y de viralizacion...

Los cinefilos se dan la lata de leer, se dan lata de ver por horas algo que nadie de los Multitask Boys podria pescar por mas de 12 segundos, por miedo a no ver el twitteo de ese amigo que ni le sabe ni el nombre. Un cinefilo se dara la lata de esperar que se dira en el ultimo fotograma, la ultima silaba, la ultima imagen, la ultima coma...

Esto es para aquellos que le ven sentido a Buñuel y a Jodorowsky, a los que entienden los enroques y los cameos raros de Kubrick, a los que entienden que significan 24 fps y que disfrutan de una butaca en el trasnoche.

ACCION!!!!